Tener miedo a la cámara es algo completamente normal, la cámara intimida, te sientes observado y no sabes muy bien como actuar. Esas sensaciones son completamente naturales en las personas, y si añadimos a que ese día es único e irrepetible todavía cuesta más. Es un día muy importante, quieres que todo salga bien, y tienes miedo a estropearlo, y a que se note finalmente en el reportaje de bodas.

En esos caso, un alternativa muy buena y que suele ayudar bastante, es el reportaje pre boda.  Son unas fotos que se hacen días antes a la ceremonia, para tener una primera toma de contacto con los fotógrafos de boda, esto ayuda a coger cierta confianza y a perder ese miedo inicial.

 

En definitiva, queréis estar radiantes el día de vuestra boda y salir naturales, y de primeras parece imposible relajarse con una cámara delante ¿verdad? Pues no tenéis que preocuparos, es mucho más sencillo de lo que pensáis, aquí os damos algunas recomendaciones para posar el día de la ceremonia, con estos consejos tendréis más confianza y seguridad.

  • Una de las claves fundamentales para que salga un buen reportaje de bodas es ser natural, nada de poses, actuar libremente, tenéis que ser vosotros mismos y olvidaros de las cámaras. Realmente es el día más importante de vuestra vida y estáis felices, por eso mismo hay que intentar  exteriorizar esas emociones, y así reflejar lo que os queréis, dejando que fluyan las cosas con normalidad.
  • Dejar a un lado tensiones y preocupaciones. Sabemos que ese día tenéis mil cosas en la cabeza y estáis preocupados por que todo salga bien. Solo os pedimos que durante la sesión de fotos procuréis dejar la mente en blanco, e intentad centraros en vosotros y en lo que sentís el uno por el otro, esto ayudará muchísimo y evitaremos gestos indeseados.
  • Sonreíd todo lo que podáis, el día de vuestra boda es muy importante la sonrisa, así reflejareis la felicidad que sentís por vuestra unión, algo que no os costara ningún trabajo y que la cámara lo agradecerá.
  • Hablar con los fotógrafos de bodas y decidles todo lo que se os ocurra, no tengáis reparo alguno. De esta forma nos ayudáis a que entendamos mejor lo que buscáis ,nosotros nos adaptamos a vuestra necesidades y a vuestros gustos, pero para eso tenéis que comunicarnos lo que queréis reflejar.
  • Disfrutad del momento, ese día seguramente estaréis con gente permanentemente, pero durante la sesión fotográfica estaréis a solas, aprovechad para deciros lo que sentís y dejaos llevar por vuestros sentimientos.

En Bodas y Bebés damos mucha importancia a este tipo de detalles, y siempre intentamos trasmitir la máxima confianza a los novios.

Son momentos muy especiales los que vamos a capturar y serán vuestros recuerdos junto con las fotos lo que os quede  para siempre.

Disfrutad mucho de ese día y sobre todo exteriorizar la felicidad que sentís.