Dentro de la fotografía profesional, la fotografía de bautizo, del mismo modo que en el caso de otros eventos similares como pueden ser las bodas o las comuniones, resulta ser una de las especialidades fotográficas más “especiales” para la cual es necesario disponer de unas aptitudes, unos conocimientos y un instrumental a la altura de lo que exige la ocasión. Por este motivo hoy os voy a hablar de cinco herramientas imprescindibles para todo aquel que desee convertirse en un buen fotógrafo de bautizo. Pero ¡ojo! No vayas a pensar que sólo te voy a hablar del equipo que debes usar que, efectivamente, así será, si no también de otras herramientas mucho más especiales.

En primer lugar vamos a lo más obvio: si quieres ser un buen fotógrafo o fotógrafa de bautizo, deberás contar con una cámara de fotos de calidad. Ni de lejos pienses que bastará con la súper cámara del iPhone. Para sacar fotos profesionales necesitarás una cámara réflex de las buenas. Los modelos existentes en el mercado son múltiples y variados pero la primera gran decisión será elegir entre una cámara réflex digital o una cámara réflex analógica. Decir que una es mejor que la otra, así en términos absolutos, tan sólo sería una verdad a medias pues la realidad es que cada una cuenta con ciertas ventas, y también ciertos inconvenientes sobre la otra. Tómate tu tiempo; como decía el anuncio, “busca y compara” pero eso sí, en la medida de lo posible, no te dejes guiar por el precio.

Reportajes fotograficos de bautizo Madrid Fotógrafos de bautizo fotografia de bautizo madridFotógrafo de bautizo MadridFotografía de bautizo Reportaje de bautizoLa segunda gran herramienta para ser fotógrafo de bautizo entra ya en el terreno de los accesorios. Hablamos de qué objetivos y focales utilizar con tu cámara. Es fundamental que este accesorio cubra un ángulo suficiente a la vez que permita recoger mucho fondo en las fotografías que realices. No olvides que en un bautizo te encontrarás con muchos invitados y deberás hacer grandes fotos de grupo. JoeBuissink, un gran fotógrafo profesional, afirma que si bien no existe el objetivo perfecto, si tuviese que escoger uno sin duda alguna sería el Canon EF 24-70mm f/2.8L USM.

Tercera herramienta imprescindible: el flash. Su necesidad resulta obvia, ¿verdad? En un reportaje de bautizo realizaremos muchas fotografías en el exterior, pero también muchas, probablemente más, en el interior del templo, en la casa de la mamá y también en el lugar de la celebración. En la mayor parte de momentos bastará con el flash integrado de la propia cámara sin embargo, un buen profesional siempre cuenta con un flash.

Por muy buenas que te salgan las fotos, éstas deberán pasar por la fase de edición con el fin de que no sólo sean buenas, si no perfectas. Para ello necesitarás una potente y profesional herramienta, y ninguna mejor que Photoshop para aplicar todos los retoques y filtros que den a tus imágenes el carácter de profesionalidad que merecen.

Actitud. Ya lo decía al principio: no todas las herramientas iban a ser instrumentos. El bautizo es un momento de celebración y fiesta donde los invitados, generalmente, abundan, y donde además no están preocupados por nada más que pasarlo bien y disfrutar de este gran momento acompañados de todos sus familiares y amigos. Deberás ser paciente y sobre todo, permanecer con un mero espectador de la escena. También tendrás que elegir los momentos más adecuados, especialmente durante la celebración de la ceremonia religiosa, aprovechando los momentos en que se ha de estar de pie para moverte sin complejos, pero con respeto, entre las personas. También serán muchos los invitados que continuamente te soliciten una determinada foto, en este caso, lo dicho, ármate de valor y ¡al toro!