Desde que la tecnología comenzó a expandirse  más allá del sector profesional alcanzando a todos los ciudadanos y hogares, la práctica de realizar fotografías inició también su rápida expansión y todo ello ayudó a una bajada de precios que ha impulsado el hecho de que cada día sean más personas las que optan por realizar reportajes fotográficos de todo tipo de eventos.

Sí, los reportajes de fotos están de moda por la sencilla razón de que ofrecen un recuerdo original e inolvidable de un momento igualmente memorable. Además, se encuentran al alcance de todos y ofrecen un acabado de gran calidad y profesionalidad.

Pero los reportajes de fotos no están limitados sólo a grandes eventos como bodas, comuniones y demás, también un cumpleaños es una buena ocasión para construir este maravilloso recuerdo.

Como en esta sesión fotográfica de cumpleaños de la pequeña Itziar, a sus tres añitos sus papás han decidido inmortalizar con imágenes inolvidables el día de su cumpleaños. Este tipo de reportaje se suele realizar en estudio o exteriores con mucho atrezzo. También se puede hacer  una sesión smash the cake, consiste en tomar fotografías mientras el peque se come la tarta, algo super divertido donde se consiguen imágenes irrepetibles del niño/a.

sesion de fotos smash the cake sesión fotografica cumpleañosBook de fotos cumpleaños sesion de fotos primer año sesión smash the cake Madrid

Si por otro lado prefieres hacer fotos de la fiesta de cumpleaños, es una ocasión muy especial tanto para un adulto como para un niño, repleto de buenos, originales, variados y divertidos momentos que podrás captar para siempre gracias a la colaboración de un fotógrafo profesional pero ¿qué cualidades debe reunir un fotógrafo para fiestas de cumpleaños?

Un fotógrafo para fiestas de cumpleaños debe contar con un elevado grado de profesionalidad fruto tanto de su experiencia como de sus conocimientos teóricos y técnicos. Pero también se requiere una determinada actitud. Una fiesta de cumpleaños es una celebración informal y alegre, sin protocolos, donde los momentos espontáneos y divertidos con continuos. Por ello, el fotógrafo deberá ser alguien que también goce de cierta actitud espontánea, que disfrute del evento y que sea capaz de captar cada movimiento y expresión alegre de los presentes.

Por tanto, si quieres asegurarte de que el reportaje de fotos tanto si es en estudio como si es de la propia fiesta, se convertirá en el mejor de los recuerdos, no dudes en contactar con nosotros.