Las personas muchas veces no vemos esos pequeños detalles que son tan importantes y que pasan desapercibidos.

Estudio-fotografico-de-recien-nacido

En los retratos de recién nacido, siempre tenemos que estar atentos, porque cada parte de su minúsculo cuerpo tiene algo especial, las manitas, los pies, los ojos, la boca…

Es impresionante cuando miramos a través de la cámara y vemos esos pequeños detalles.

Lo sorprendente es el cambio radical que da nuestro cuerpo y como evolucionamos con el paso de los años.

Seguro que estáis hartos de coger las manitas de vuestro bebé ¿a que si? Pues tan sencillo, como coger la cámara en esos momentos, y capturar cada detalle, veréis que son imágenes maravillosas.

Para hacer un buen reportaje de recién nacido no puedes dejar escapar esos momentos. Para eso, tienes que utilizar todos tus sentidos y ver más allá.

Los ojos, la boca, las orejas, también son elementos muy importantes a fotografiar. Acercad la cámara al máximo y disparar. Si la cámara no enfoca, significa que estas muy cerca. Todas las cámaras tienen una distancia focal mínima. Para comprobar la distancia focal que te permite la cámara, haz algunas pruebas. Si tienes una cámara digital compacta, utiliza el zoom óptico, así puedes separarte un poco del bebé y acercarte a través de la cámara.

Consiste en no abrir el plano, centrar toda vuestra atención en esa parte y que ocupe toda la imagen. Al principio os parecerá raro, pero cuando veáis los resultados alucinareis.

En Bodas y Bebés como estudio fotográfico de recién nacido, damos muchísima importancia a este tipo de cosas, y siempre una parte de nuestra sesión la centramos en fotografiar esos pequeños detalles que nos ponen los pelo de punta.

Si quieres poneros en manos de fotógrafos profesionales, solo tenéis que rellenar el formulario y te informaremos de nuestras ofertas en books de recién nacido.

Aquí os dejamos algunos ejemplos que esperamos que os sirvan de ayuda.