Como os venimos contando desde hace mucho tiempo, en Bodas y Bebés nos especializamos día a día en reportajes de recién nacido, conseguimos nuevos retos y evolucionamos en nuestras técnicas. Eso es lo más maravilloso de esta profesión, puedes aprender infinidad de cosas y nunca te quedarás sin saber algo nuevo.

Por eso es muy importante no quedarse estancado. Para seguir creciendo como fotógrafos de recién nacido, es fundamental que te guste lo que haces, que disfrutes con ello y que no sea un sacrificio para ti.

Cuando verdaderamente te gusta lo que haces, quieres mejorar en cada proyecto y te propones metas que poco a poco iras consiguiendo.

Una fotografía creativa de recién nacido, no la consigues el primer día que haces un reportaje, ni el segundo, ni el tercero…Eso requiere un largo periodo de tiempo, aprender todas sus costumbres, sus horarios, las posturas que más les gustan, como calmarles cuando lloran…Así podemos enumerar un millón de cosas.

Para nosotros, aprender todo lo que conlleva ser fotógrafo de recién nacido, no es ningún esfuerzo, todo lo contrario, es un privilegio poder hacerlo.

Aquí os publicamos algunas fotos de recién nacido, de una de nuestras sesiones.

Gracias a los padres por su colaboración y su ayuda.