El reportaje de fotos de comunión será el más fiel recuerdo que guardaréis toda la familia de ese día tan especial para vuestro hijo o hija, su primer gran acontecimiento social en el que ellos serán los únicos protagonistas y foco de toda atención. Por ello, es un aspecto que debes cuidar al máximo.

Los tiempos han cambiado mucho y los books de comunión ya no son lo que eran. ¿Recuerdas esas fotos frías en las que los niños y niñas posaban frente a la cámara en artificiales y serias posturas? Pues eso ya es cosa del pasado y ahora ya puedes optar por books originales de comunión, profesionales y de calidad, donde la naturalidad y espontaneidad son el común denominador.

Huye de los clásicos y tradicionales reportajes de fotos de comunión y apuesta por transformar una simple sesión de fotos en una experiencia divertida y realmente memorable, logrando que éstos se sientan cómodos y a gusto, que le pierdan el miedo a la cámara y que disfruten de la experiencia pasándolo realmente bien.

Para ello podrás elegir la localización que mejor se adapte a tus gustos y los gustos de los niños: la playa, la montaña o un ambiente urbano donde se sientan cómodos. ¿Y por qué no ir acompañados por la mascota de casa? Todo lo que haga que cuando en el futuro vean esas fotos se sientan identificados y no parezca algo artificial será válido. Incluso podemos realizar la sesión de fotos antes del gran día, o después, cuando los nervios ya forman parte del pasado.

Sólo así conseguiremos un book original de comunión que desprenda naturalidad y espontaneidad, alegría, con un aire fresco, desenfadado y muy alejado de esos clásicos y tradicionales reportajes que eran la moda de hace décadas.