El procesar bien una imagen después de realizar la fotografía es algo fundamental. Muchos fotógrafos no están de acuerdo en ese proceso y reniegan a utilizar photoshop o cualquier programa de retoque fotográfico, sin embargo es un error pensar así.

Antiguamente las fotos se manipulaban con el revelado, y, muchos de los efectos se conseguían después de la captura, en cambio hoy día se hace con programas digitales. Muchos fotógrafos que durante años se han negado a utilizar lightroom o photoshop, pensando que de alguna manera se engañaba al cliente o espectador, finalmente se han rendido a la evidencia.

Por supuesto, esto no significa que  cojáis vuestras fotos y empecéis a manipularlas sin ningún criterio. A veces, es mejor dejar un foto más natural que estropearla con efectos digitales. La cuestión es aprender cuando se deben utilizar esos recursos para mejorar nuestros propósitos. Siempre recomendamos aprender a retocar vuestras fotos sobre una copia de la imagen, núnca sobre la original, ya que no tendría solución. Imaginad que lo hacemos con una sesión de fotos de Boda, sería irrecuperable.

También es verdad, que en cada estudio fotográfico tienen un estilo diferente a la hora de retocar las fotografías, para nuestro gusto muchos consiguen que llame más la atención el retoque que la foto en sí.

En Bodas y Bebés retocamos las fotos de forma sutil. En nuestro trabajo la naturalidad y la elegancia es a veces lo más importante. Nuestras fotos son un recuerdo para toda la vida y los clientes agradecen que se cuide el aspecto final pero sin estropear rasgos de la cara o expresiones. Pensemos en la fotografía de bebés, lo más bonito de un recién nacido o de una persona joven es intentar reflejar la personalidad, sin expresión muy difícilmente lo conseguiremos.

En nuestro estudio fotográfico cuidamos mucho los detalles y queremos conseguir el mejor resultado en vuestras fotografías. Ya sea para fotografía de boda o fotografía de bebé nuestro gran reto es que el resultado final refleje vuestra personalidad e intentar captar el momento lo más fielmente posible. Si el día antes de la sesión o celebración  os ha salido algún granito, mancha o herida de cualquier tipo, no os preocupéis, para eso está la edición final.

Aquí os dejamos un ejemplo del antes y el después del retoque de una fotografía ¿que os parece el resultado final?.