Hoy os queremos enseñar uno de nuestros reportajes en estudio, para que veáis todo lo que se puede conseguir.

Lo ideal, antes de empezar los  books infantiles en estudio, es conseguir que los niños se relajen. Las fotos en estudio, al principio, intimidan un poco, pero si das confianza y seguridad, los mas pequeños no tardarán en dar lo mejor de ellos. Es muy importante explicarles que posen naturales, que no se sientan cohibidos y que hagan en todo momento lo que se les ocurra, ellos tienen muchas ideas originales que queremos aprovechar.

Por eso, nuestros reportajes infantiles en estudio son diferentes y divertidos, hacemos que los niños disfruten de la sesión, que cada uno aporte algo, algo que consideramos imprescindible para sacar lo mejor de ellos.

Además como fotógrafos infantiles sabemos como conseguir las poses más naturales de vuestros hijos.

Siempre proponemos a los padres, que traigan cualquier cosa que defina un poco su personalidad. Si le gusta algún deporte, por ejemplo, el fútbol,  que se traiga una pelota. Si hace gimnasia rítmica, que se traiga un maillot y unas mallas, si le gusta cantar le haremos fotografías cantando, cualquier idea es buena, si con eso, conseguimos reflejar algún rasgo de la persona.

Por otro lado, como podréis ver en nuestras fotografías, disponemos de varios fondos de colores, para dar un toque diferente a cada foto, así conseguimos una gran variedad de imágenes.

Otra cosa importante en la fotografía infantil es el vestuario, elegir bien la ropa es fundamental, siempre damos recomendaciones antes de la sesión para orientaros un poco.

Este tipo de fotografías, también las hacemos junto con el reportaje de comunión. Antes de hacer las fotos con el vestido, comenzamos con ropa de calle y así tendréis un recuerdo inolvidable de ese día, fotos más naturales de vuestros hijos, con la ropa que llevan siempre y combinado con las fotos de comunión.

Ponte en contacto con nosotros y te informaremos de nuestras tarifas en books infantiles.