Algo maravilloso para un adulto es tener recuerdos de su infancia, fotografías que nos muestren como eramos de pequeños y como nos comportábamos. Pensad en la importancia que pueden llegar a tener esas fotografías para  vuestros hijos. Con nuestros books de bebés eso es lo que buscamos, capturar  recuerdos de los más pequeños de la casa, que crecen tan rápido que casi no nos damos cuenta, esas imágenes perduraran en el tiempo y serán nuestros recuerdos más valiosos.

Es precisamente por esta razón, que traemos para ti algunos consejillos que pueden ser de gran utilidad, sobre todo para comenzar a formar tu book familiar.

Aprovecha para hacer  el reportaje de bebé en celebraciones especiales, nacimiento, bautizos, cumpleaños…Si no te lo puedes permitir, haz entrever a  tus familiares y amigos que te encantaría tener un book de tu hijo, seguro que no se resisten y te lo ofrecen como regalo. Coméntales que conoces un estudio fotográfico donde tienen fantásticas ofertas en Book para bebés en Madrid, seguro que de esa manera se animan a regalártelo. No tienen nada que ver las fotografías que podemos llegar a realizar como  fotógrafos de bebés profesionales, a las que podéis hacer en casa sin la experiencia, la técnica y el equipo necesario.

Desde Bodas y Bebés también os queremos ayudar a conseguir mejores fotos, estás que captan momentos únicos de tu bebé, que por lo general son tomadas por sus propios padres,  tíos o abuelos, en fin, aquel que se encuentre cerca y esté preparado para captar esa imagen curiosa o divertida.

Para este tipo de fotografías que solemos tomar en casa, vamos a dejar aquí esos consejillos que estamos seguros te servirán como ideas para tener más y mejores fotos en tu book de bebé.

-En primero lugar y los más importante es tener el instrumento que hemos de usar para el objetivo siempre a mano y funcionando, la cámara.

-Los instantes más bonitos de nuestro bebé, son momentos fugaces y hay que estar preparados si no queremos que se nos pasen.

-Toma cuantas fotos te sea posible, es muy normal que empecemos tomando muchas fotos cuando él bebe ha llegado a casa, pensando precisamente en hacernos un álbum de bebé, pero después vamos bajando la intensidad y la cantidad de las fotos, sin embargo no debemos olvidar que los bebés cambian día con día, especialmente en los primeros meses.

Es verdad que quienes menos perciben los cambios son los propios padres que lo ven diariamente, pero créeme cambian constantemente y no te arrepentirás de haber tomado fotos de más.

-Usa distintas posturas para tomar las fotos

No te mantengas siempre en el mismo plano, es bueno buscar siempre diferentes opciones de captura, desde diferentes ángulos y si es posible a la altura de donde está él bebe.

Acércate todo lo que puedas a tu bebé, tomando fotos donde capture cada parte de su carita, sus manitas, sus pies, etc.

-Recuerda enfocar los ojos, no hay foto bien tomada si no atrae la atención y para ello los ojos son el elemento más sensitivo del rostro.

-Usa el modo de ráfaga si lo permite tu cámara, nunca está de más, recuerda que los bebés están en constante movimiento y cambio.

-Juega con lo antiguo, como lo sería las fotografías en blanco y negro.

En fin, lo que es muy importante es que con los reportajes de bebés guardas todos esos momentos que más adelante podrás disfrutar con tu hijo/a, haciendo que los recuerdos lleguen a tu mente como si hubiera sido ayer.