Al principio. para cualquier fotógrafo, es complicado hacer fotos  familiares, y todo tiene su explicación. Si muchas veces es difícil conseguir un buen retrato de una  persona, imaginad si son cinco a la vez, mucho más.

Sin embargo, cuando cojas práctica en books familiares, te resultará gratificante, no solo por el reto que supone conseguir una buena toma, más bien porque esa fotografía familiar quedará en el recuerdo de todos ellos, y pasará de una generación a otra. Tu fotografía estará presente para muchas personas y por muchos años, eso para un fotógrafo no tiene precio ¿no te parece ?.

Una de las cosas principales, y que se tiene que tener muy en cuenta, es el vestuario, que ropa utilizar en un retrato familiar. Parecerá una tontería, pero todos tienen que ir con los mismos colores y el mismo estilo de ropa. Por ejemplo, camiseta blanca y baqueros, o camiseta negra y pantalón negro, o todos en baqueros y los padres con camisetas de un color y los hijos de otro. Evitar los estampados, mejor colores lisos y suaves.

La colocación es muy importante, hay muchas técnicas para que el grupo quede homogéneo, te invito a que busques en internet, encontrarás un millón de ideas y aprenderás infinidad de formas de colocar a una familia.

La composición ¿Donde hago la foto? Buscar un fondo neutro, que no quite protagonismo a la fotos. Muy importante los alrededores y el fondo, algo principal en un book de fotos familiar,el fondo puede estropearlo todo.

Mejor utilizar un teleobjetivo, para retratos es el elegido ya que no deforma la imagen.

Por ultimo, y una de las cosas más importantes, como fotógrafo familiar, tienes que llevar la voz cantante, dominar la situación en todo momento. Que no hablen entre ellos y que estén concentrados en los que se está haciendo.

No olvides revisar las fotos a cada momento, así iras viendo los resultados.

Todos estos factores  influyen en la toma fotográfica, no olvides ninguno de ellos.