Los fotógrafos de recién nacido tenemos que ir bien equipados a cada sesión, todo reportaje necesita una preparación, y un día antes tienes que organizar todo lo que vas a utilizar en el reportaje. Intenta no pasarte llevando un armario completo, lleva lo justo y necesario para cada momento. Este consejo no me vendría mal a mi, que siempre voy con mil cosas a cuestas.

Lo ideal es dotarte de varías mantas, con diferentes texturas y colores. Para las mantas lo ideal es utilizar colores muy suaves, beige, rosa, azul, colores tostados, amarillo, siempre y cuando sean colores pastel, ningún problema. La manta es una de las partes más importantes, ya que va a ser nuestro fondo en la foto.

Gorritos, cintas para la cabeza, cubre pañal, aquí puedes llevar todo lo que se te ocurra. Infórmate de proveedores que tengan gorros para reportajes de recién nacido, un gorro puede cambiar por completo una foto, imprescindible tener unos cuantos para niño y niña.

Peluches, normalmente todos los padres tienen algún peluche del bebé, pero por si acaso lleva alguno.

Cosas que tienes que preguntar a los padres antes de la sesión:

¿Tenéis alguna estufa de aire en casa? Muy importante para que el bebés esté caliente en todo momento. Si te dicen que no tienen, tienes que llevarla tu.

Parecerá raro, pero tiene que decirles que preparen un chupete para ese día. Muchos papas todavía no le dan chupete al niño y nosotros lo necesitaremos seguro.

 Ten imaginación, crea mini escenario para poner al bebé. Practica en casa, sobre una cama, prepara el atrezzo como si fuese el día de la sesión, así ya tendrás algunas ideas preparadas.

Cestas, cubos, carretillas…todo lo que se te ocurra puede valer en los books de recién nacido.

Lleva siempre pañales de cama, si se hace pipí el bebé no se manchara el colchón.

Y por ultimo, objetivos luminosos y si tienes algún macro llévalo.

Todas las cosas necesarias o imprescindibles están aquí, con estás herramientas, puedes hacer un reportaje de recién nacido completamente profesional.