Uno de los momentos más importantes en un reportaje de bodas, es cuando llega la novia en el coche a la iglesia. Esas fotografías son muy importantes, capturar el momento de la novia antes de salir del coche, no es tan sencillo, pero no puede faltar en el reportaje. Muchas veces nos las vemos y nos las deseamos para conseguir esa fotografía.

Por eso, también es importante cubrir el evento con dos fotógrafos de bodas, para este tipo de momentos. Aquí es necesario que estén dos personas,  mientras uno toma las fotos de la novia llegando en coche, el otro fotógrafo, se encuentra dentro de la iglesia, esperando la entrada de la novia.

Antes de que llegue la novia, es importante posicionarte bien, en un sitio donde la gente no te quite visibilidad y puedas tomar las fotos de la novia sin que nadie te interrumpa.  Y cuando llega el coche, obligatorio que la novia se espere unos segundos antes de salir del coche, para que el fotógrafo de bodas pueda tomar las fotos.

Posteriormente seguimos a la novia desde la entrada hasta el altar, donde se encuentra con el novio. Aquí tenemos que estar con los cinco sentidos funcionando al 100% para no perder ni un solo instante.

Antes del día de la boda, es muy importante reunirse con los novios para darles algunas indicaciones. Ellos es la primera vez que se casan, y es lógico que no sepan como actuar. Además ese un día muy importante para ellos,  y están nerviosos, por eso, es mejor que les allanes el terreno y  estén preparados para cada momento.

En los reportajes de boda lo más importante es mantener la calma, y estar muy atento a lo que está pasando, para capturar los momentos más especiales de ese día.